Escuela de música del Grupo Talía

Cursos abiertos a todas las edades, desde bebés de 6 meses que se inician en la apreciación de los sonidos hasta adultos que siempre han querido tocar un instrumento o entender grandes obras musicales.

Trabajamos por fomentar el amor por la música a través de su aprendizaje. Las formaciones orquestales y vocales para niños y jóvenes complementan el estudio de un instrumento.

De 6 meses a 3 años: MÚSICA PARA BEBÉS

Desde que nacemos, la música influye a nuestro cerebro y, durante los primeros pasos en la vida, ayuda a nuestro desarrollo cognitivo, social, motor, emocional y del lenguaje.

De 3 a 6 años: INFANTIL

Nuestros especialistas desarrollan una metodología activa, lúdica y participativa, potenciando la creatividad, los aspectos motrices y la audición y lenguaje de los niños mediante la música.

A partir de 6 años: LENGUAJE E INSTRUMENTO

El estudio del instrumento se comienza de una manera lúdica donde los alumnos aprenden con un método adaptado a su edad. Esta materia se complementa con el aprendizaje del Lenguaje Musical, forma global de escritura y lectura musical.

Agrupaciones: ORQUESTA JONSUI, CORO INFANTIL TALÍA MINI Y ORQUESTA DE GUITARRAS DEL GRUPO TALÍA

La metodología innovadora del Grupo Talía se refleja en las distintas agrupaciones de nuestra entidad. La Orquesta infantil y juvenil Jonsui es la formación ideal para el aprendizaje orquestal de los alumnos, el coro infantil Talía Mini está dirigido a aquellos que les gusta cantar y, la Orquesta de guitarras del Grupo Talía, ofrece un aprendizaje en conjunto de este instrumento tan demandado.

LA TEXTURA MUSICAL

¿Qué es eso de la textura musical?

Cuando hablamos de textura nos imaginamos superficies en las que al pasar la mano notamos diferentes sensaciones: algo rugoso, sedoso, duro…

¡¡También podríamos pensar en comidas!!

Imaginemos el arroz y todas las formas de cocinarlo: arroz con tomate, arroz con carne y verduras, arroz con bogavante, ensalada de arroz. En todas ellas el arroz es elemento en común, pero cada una de las comidas sabe diferente en función de los ingredientes que utilizamos para acompañar.

Pues bien, en música podemos encontrar algo parecido con las melodías (que serían como nuestro arroz del ejemplo). Podemos encontrar la melodía sola o en combinación de otras melodías, o acordes y, en función de cómo lo combinemos, sonarán cosas muy diferentes.

Si quieres aprender más sobre la textura musical pincha más abajo.

Sábado 17 de febrero, concierto de cine en el Auditorio Nacional con la Orquesta Infantil y Juvenil EOS y la directora Silvia Sanz

A las 11:30 en la Sala Sinfónica, La escena y el escenario: bandas sonoras y musica clásica que ha sonado en el cine

El sábado 17 de febrero a las 11:30, la Orquesta Infantil y Juvenil EOS se enfrenta a su mayor reto: tocar en Auditorio Nacional. Integran esta orquesta más de 80 estudiantes de música de 9 a 18 años de distintos puntos de España. Todos ellos fueron alumnos del XII Encuentro Orquestal Sinfónico (EOS 23), el curso orquestal anual que el Grupo Talía organiza en Alba de Tormes (Salamanca). Los jóvenes músicos prepararon un programa completo de concierto, titulado La escena y el escenario. Lo interpretaron en la clausura del curso y en pocos días lo harán en la Sala Sinfónica del Auditorio Nacional de Música bajo la batuta de Silvia Sanz.

Las entradas de 8, 16, 22 y 25 €, según zonas, con descuento extra para niños y jóvenes hasta 30 años, están a la venta en grupotalia.org.

Un concierto sorprendente y emocionante

La gran orquesta formada por estos jóvenes estudiantes sorprenderá al público por la calidad y la complejidad técnica de las obras que interpretan. Transcurridos 6 meses desde la celebración del Encuentro Orquestal Sinfónico, los participantes vuelven a reunirse ahora para los ensayos y el concierto. A la emoción del reencuentro, se suma la de enfrentarse al público en una gran sala de conciertos y con un programa muy exigente. Lo harán bajo la batuta de la directora de orquesta Silvia Sanz. También contarán con el apoyo de sus profesores durante el curso, todos ellos pertenecientes a la Orquesta Metropolitana de Madrid.

EOS 23: La escena y el escenario

Cada año, el Encuentro Orquestal Sinfónico gira en torno a una temática. La última edición estuvo dedicada a La escena y el escenario. Los alumnos trabajaron con bandas sonoras que se escuchan en las salas de conciertos y música clásica que se escucha en el cine. En el concierto se interpretarán pasajes de BSO muy conocidas. Entre ellas destaca El Señor de los anillos, Avatar, El padrino, La La Land, Rocky, Robin Hood o El último mohicano. Entre las obras clásicas destacan la Danza macabra de Camille Saint-Saëns o la Danza del sable de A. Kachaturián. También se ha incluido el poema sinfónico Así habló Zaratustra de Richard Strauss, que se escucha en la película 2001: Odisea en el espacio, de Stanley Kubrick.

Una obra de estreno

En cada edición, los participantes tienen la oportunidad de interpretar una obra de estreno relacionada con la temática del curso. Su autor es Alejandro Vivas, compositor, arreglista y profesor de composición del Encuentro Orquestal. Cada año compone un cuento musical, pensado especialmente para la orquesta del curso, en el que se exploran las posibilidades técnicas de los distintos instrumentos. Autor de música y textos, las creaciones de Alejandro Vivas para el Encuentro Orquestal resultan sorprendentes, imaginativas y divertidas. En ellas no faltan los juegos de palabras y guiños humorísticos.

Cinema para Irsus

En esta edición el cuento musical de Alejandro Vivas gira en torno al cine y a la música de cine. Su título es Cinema para Irsus. Como siempre está relacionado con el universo de las Kekeñas Krónicas. Esta colección de cuentos narra las aventuras de los Jonsuis, los seres musicales que habitan la isla móvil de de Keke. Sus distintos movimientos tienen títulos tan curiosos y divertidos como estos: El kekematógrafo, Lancha papote, Poblado atribulado, Plantando plantallas y el El fin de Fluxflix.       

                 

Aprender a tocar en una orquesta

El Encuentro Orquestal Sinfónico reúne a estudiantes de música de 9 a 18 años. Su objetivo es que puedan tocar en una orquesta sinfónica y vivir la experiencia musical como parte de un grupo. Además, tienen la oportunidad de perfeccionar su técnica instrumental. Son 13 días de intenso trabajo. Los alumnos reciben clases instrumentales por la mañana con profesores de la Orquesta Metropolitana de Madrid. Las tardes están dedicadas a los ensayos orquestales bajo la batuta de Silvia Sanz Torre. Su probada trayectoria como pedagoga orquestal garantiza que estudiantes de diferentes edades y niveles puedan tocar juntos y preparar un programa completo de concierto.

Silvia Sanz Torre, una experta en pedagogía orquestal

Organizar cada Encuentro Orquestal requiere un minucioso trabajo preliminar. Para hacerlo posible el Grupo Talía cuenta con un experimentado equipo de profesores y monitores de tiempo libre, coordinado y dirigido Silvia Sanz Torre. El próximo verano se celebrará la XIII edición del curso en Alba de Tormes, aunque su experiencia en este tipo de cursos suma ya más de 20 años. Sanz Torre ha dirigido más de 200 conciertos en el Auditorio Nacional. A lo largo de su carrera, ha compaginado su faceta artística con la pedagogía orquestal. Además de dirigir distintas orquestas nacionales e internacionales, ha participado en diferentes proyectos pedagógicos. Entre ellos destacan Sonidos de la Tierra en Paraguay y los cursos y talleres para orquestas jóvenes en Honduras y El Salvador. Ha viajado en tres ocasiones a Addis Abeba (Etiopía) donde puso en marcha la orquesta de la Yared School of Music. Era la única escuela de música de Etiopía y la primera orquesta que se formaba en este país después de 40 años.

 

Cerca de 2000 personas tienen ya sus entradas para el concierto Música y Juguetes el sábado 27 de enero en el Auditorio Nacional

  • Música y Juguetes 2024, el concierto para familias del Grupo Talía cumple 8 ediciones consecutivas
  • Con la Orquesta Metropolitana de Madrid, el Coro Talía, el Coro Infantil Talía Mini y el presentador de radio y TV Goyo González como narrador.
  • El concierto más original y divertido de la temporada
  • Obras clásicas con juguetes y música de cine y dibujos animados con sonido sinfónico

El sábado 27 de enero a las 11:30, las formaciones musicales del Grupo Talía presentan una nueva edición del concierto Música y Juguetes, el más singular de la temporada. La directora de orquesta Silvia Sanz, la Orquesta Metropolitana de Madrid, el Coro Talía, el Coro Infantil Talía Mini y, por supuesto, los juguetes, llenarán de música y color la Sala Sinfónica en esta cita anual con las familias. El pequeño público podrá escuchar música clásica interpretada con juguetes y música de cine y dibujos animados con sonido sinfónico. El presentador de radio y televisión Goyo González será una vez más narrador y animador, y el compositor, arreglista y pedagogo Alejandro Vivas, autor de las adaptaciones musicales para esta original orquesta.

El concierto más divertido de la temporada

Música y Juguetes es un concierto diferente, desenfadado, cercano y divertido. Es una propuesta original del Grupo Talía que, gracias a la respuesta del público, se ha convertido en una cita imprescindible en sus temporadas en el Auditorio Nacional. Su objetivo es fomentar la creatividad y la imaginación a través de la música y familiarizar a los más pequeños con el sonido de una orquesta y un coro sinfónicos en una gran sala de conciertos como es el Auditorio Nacional.

Todavía pueden conseguirse entradas en grupotalia.org. Hay localidades desde 14 euros, según zonas, con posibilidad de descuentos para jóvenes y niños a partir de 3 años.

Juguetes que suenan a música

Como todos los años, abre el programa la obra que se ha convertido en emblema del concierto, el Bolero de Ravel, tocado solo y exclusivamente con juguetes. Los juguetes aportarán también su peculiar sonido a otros estilos musicales. Será sorprendente escuchar cómo suena la banda sonora de la película Carros de fuego. Y aún más sorprendente será escuchar rock sinfónico con un tema tan conocido como Thunder con su solo de guitarra eléctrica, por supuesto, de juguete.

Clásicos de siempre

Además de tocar con juguetes, los músicos utilizarán sus instrumentos habituales . De esta manera, el público infantil tendrá la oportunidad de apreciar el sonido de la orquesta sinfónica con obras de música clásica muy conocidas y fáciles de escuchar como, por ejemplo, la «Danza de los mirlitones», del ballet Cascanueces de Chaikovski, o la polca Rayos y truenos, de J. Strauss II.

Música cine y dibujos animados

El programa incluye música de cine procedente de películas como Aladdin, Encanto y Coco, y música de dibujos animados que conocen al dedillo varias generaciones. De esta manera, los más pequeños de la casa reconocerán a sus personajes preferidos y los mayores revivirán las melodías de su infancia. Pocos se resistirán a tararear las canciones que escuchaban de niños en los programas infantiles que hace décadas triunfaban en la televisión.

Últimas entradas para el concierto “A ritmo de Talía”, la cita navideña con la Orquesta Metropolitana de Madrid, el Coro Talía y su directora Silvia Sanz

  • Viernes 29 de diciembre a las 19:30 en la Sala Sinfónica del Auditorio Nacional de Música
  • Swing, góspel, soul, pop y rock sinfónico y grandes éxitos de la música española de los años 60, 70, y 80
  • A punto de agotarse las entradas en el concierto más demandado de la temporada del Grupo Talía en el Auditorio Nacional

La Orquesta Metropolitana de Madrid y el Coro Talía preparan su concierto de Fin de Año y ya falta poco para que se agoten las entradas. El concierto navideño del Grupo Talía, el más demandado por el público, tendrá lugar el viernes 29 de diciembre de 2023 a las 19:30 en la Sala Sinfónica del Auditorio Nacional de Música. La directora de orquesta Silvia Sanz, titular de orquesta y coro, presenta un divertido y emotivo programa, titulado A ritmo de Talía, que recorre más de un siglo de música. El público podrá disfrutar de grandes éxitos del swing, el soul, el góspel, el pop y el rock con el sonido de una gran orquesta y un coro sinfónicos.

Humor, emoción y buenas sensaciones

Como en todos sus conciertos de Navidad, Silvia Sanz, directora titular de la Orquesta Metropolitana de Madrid y el Coro Talía, propone un programa en el que conviven el humor y la emoción. La seleccion reúne canciones que permanecen en la memoria de varias generaciones. Los conciertos de fin de año del Grupo Talía se han convertido en una cita imprescindible con el público. La mejor manera de despedir el año con alegría, energía positiva y buena música. Todavía hay entradas disponibles a partir de 17 €, según zonas, en grupotalia.org y se aplican descuentos para jóvenes en todas las tarifas.

Canciones que permanecen

El público tendrá ganas de bailar “a ritmo de Talía” con canciones muy conocidas, unas enérgicas y vitalistas y otras frescas y divertidas. También habrá momentos para emocionarse con temas íntimos y cálidos o románticos y apasionados. Son canciones que han sobrevivido al paso del tiempo y que asociamos a grandes intérpretes: Ella Fitzgerald, Frank Sinatra, Elvis Presley, Queen y otros muchos.  Triunfaron en la radio, el cine, la televisión o en espectáculos multitudinarios en grandes estadios.

El programa

El concierto A ritmo de Talía incluye títulos inolvidables de Cole Porter (Begin the Beguine, Night and Day, I’ve Got You under my Skin), de Ray Charles (Georgia on my Mind, Hit the Road Jack), o Freddy Mercury (Bohemian Rhapsody), entre otros. Será también la ocasión para dejarse llevar por la vitalidad del soul y del góspel (Ain’t No Mountain High Enough, Oh, Happy Day, Joshua Fotught the Battle of Jericho).

Baladas románticas, heavy metal y pop español

El compositor y arreglista Alejandro Vivas es el responsable de la mayor parte de las adaptaciones para orquesta sinfónica y coro que se escucharán en el concierto. Además, es el autor de los cinco increíbles recorridos temáticos que se han incluido en el programa. Uno de ellos es Porter’s Timeless Tunes es un viaje por los ritmos sincopados del swing. Hooked on the Riff reúne algunos de los temas más recordados del heavy metal y el hard rock. Love Matters evoca románticas baladas de amor. En estos recorridos temáticos está incluida la música española con popurrís tan divertidos como El guateque y Menuda movida.

El Ciclo Batuta se estrenó en la Sala de Cámara del Auditorio Nacional con el concierto La orquesta y sus instrumentos

  • Un repaso a la evolución de los instrumentos y de la orquesta con la Orquesta Metropolitana de Madrid y las explicaciones de su directora Silvia Sanz.
  • Con ejemplos musicales de compositores clave en la Historia de la Música y la interpretación de la Guía de orquesta para jóvenes de Benjamin Britten

Ciclo Batuta. Concierto 1: La orquesta y sus instrumentos – Sábado 25 de noviembre de 2023, 19:30. Auditorio Nacional de Música, Sala de Cámara – Programa. Prrimera parte:  ejemplos musicales comentados de Monteverdi, Lully, Bach, Mozart, Beethoven, Chaikovski, Rimski-Kórsakov, Ravel, Gershwin… Segunda parte: Guía de orquesta para jóvenes.Variaciones y fuga sobre un tema de Purcell.

En la Sala de Cámara

Volvió el Ciclo Batuta del Grupo Talía al Auditorio Nacional con el concierto La orquesta y sus instrumentos y un nuevo emplazamiento: la Sala de Cámara. Más reducida que la Sinfónica, podría decirse que los intérpretes y el público se ven las caras y para las características de este ciclo, mucho mejor: una estupenda acústica, buena visibilidad y, sobre todo cercanía, tan necesaria en este tipo de conciertos en los que la directora de orquesta Silvia Sanz, al frente de la Orquesta Metropolitana de Madrid, toma la palabra para explicar, desentrañar, descubrir…, en definitiva, para acercar las interioridades de la música clásica a los espectadores. Pero esa cercanía ya se produjo antes de entrar. Varios profesores de la Orquesta Metropolitana, con sus respectivos instrumentos, recibieron al público dispuestos a satisfacer la curiosidad de pequeños y grandes.

La orquesta y sus instrumentos

El primer concierto estuvo dedicado a la orquesta y sus instrumentos y como obra completa y principal incluía en la segunda parte la famosa Guía de orquesta para jóvenes de Benjamin Britten. La primera parte estuvo dedicada a la evolución de los conjuntos instrumentales y de la orquesta desde el Renacimiento hasta hoy. Con muchos ejemplos musicales, unos más breves y otros más amplios, incluso alguna pieza completa, Silvia Sanz explicó el papel de los instrumentos en la orquesta, las relaciones entre ellos y cómo y cuándo se fueron incorporando al conjunto orquestal.

Para empezar, algunas presentaciones

El concierto se inició solo con ritmo. Solo había percusionistas en el escenario. Silvia Sanz salió entonces para explicar que los instrumentos de percusión conforman “una familia que ha existido desde el principio de los tiempos” y, que, además, siempre se ha llevado bien con el resto de las familias. A continuación, aparecieron los instrumentistas de viento madera. Cada uno de ellos interpretó un pequeño solo asociado a un carácter o estado de ánimo: soñadora, la flauta; melancólico, el oboe; agitado, el clarinete; paciente, el fagot.

Los primeros conjuntos instrumentales

Entre presentación y presentación, Silvia Sanz alternó ejemplos musicales con explicaciones sobre cómo fueron los primeros conjuntos instrumentales. Se interpretó entonces Folía, composición de Alejandro Vivas que evoca las antiguas danzas cortesanas. Salieron a continuación a escena los instrumentos de viento metal y hubo nuevas presentaciones (trompeta, trompa, trombón y tuba), esta vez desde un lugar elevado, a ambos lados del órgano de la Sala de Cámara: trompeta, trompa, trombón y tuba. Desde allí sonó la famosa fanfarria que da comienzo a L’Orfeo de C. Monteverdi. Previamente la directora pidió salir del escenario a la tuba, como antes había hecho con el clarinete, puesto que estos instrumentos no existían en aquella época.

Las familias “se enfrentan”

Con la llegada del barroco, llegó el desarrollo y esplendor de los instrumentos de cuerda. A unos instrumentos, según sus características, se les asignaba la melodía principal, a otros el relleno y a otros, el bajo continuo, que sustentaba todo el edificio sonoro.  Fue el momento de escuchar la “Marcha para la ceremonia de los turcos” de El burgués gentilhombre de J B. Lully. Silvia Sanz explicó como la técnica de la policoralidad, de coros enfrentados, nacida en la catedral de San Marcos de Venecia se traslada a la orquesta y las familias instrumentales “se enfrentaban” entre ellas musicalmente, cada una de ellas con la estructura de melodía, relleno y bajo. Entonces le tocó el turno a J. S. Bach con el inicio del Concierto de Brandenburgo nº 1.

Mejor en pareja

La policoralidad desaparece con la llegada del clasicismo. Los instrumentos de viento madera comienzan a organizarse por parejas (2 flautas, 2 oboes, 2 clarinetes y 2 fagotes). Un buen momento para escuchar el comienzo de la Sinfonía nº 40 de W. A. Mozart y explicar cómo con el final del clasicismo y el romanticismo la formación de la orquesta se estandariza y evoluciona hasta lo que hoy conocemos con orquesta sinfónica. Al mismo tiempo, comenzaron a utilizarse técnicas instrumentales para lograr nuevos efectos sonoros.

Momento Beethoven

En un recorrido por la evolución de la orquesta y de los instrumentos, tenían que estar también  las sinfonías de L. van Beethoven. En su época los instrumentos de viento metal solo podían tocar determinadas notas y para su Sinfonía n.º 3 “Heróica” ideó una melodía en forma de arpegio que pudiera pasar por cualquier instrumento de la orquesta, incluidas trompas y trompetas.  En aquella época creció también la familia de la percusión con la utilización más frecuente de instrumentos como los platillos, el bombo o el triángulo. Otro ejemplo para el caso fueron unos compases del tempo alla marcia del cuarto movimiento de la Sinfonía n.º 9 de Beethoven.

Sonoridades y estilos

El desarrollo técnico de los instrumentos, especialmente los de viento, ofreció muchas más posibilidades creativas a los compositores a la hora de orquestar. En este punto, Silvia Sanz se centró en la orquesta de tradición francesa, más delicada, con mayor atención a sonoridades como las del arpa y la familia de viento madera; y la orquesta alemana, una gran formación en la que el viento metal tiene mucha importancia. Para comparar, el público pudo escuchar unos compases de dos obras de estilo muy diferente: la Pavana para una infanta difunta de M. Ravel y la Cabalgata de las valquirias de R. Wagner.

Componer y orquestar

Los compositores escriben las notas, pero “hay que ponerles un traje dependiendo de la ocasión”, explicó Silvia Sanz. Además de crear las melodías, armonías, ritmo y forma de la obra, tienen que decidir los instrumentos que hacen cada tema y cómo van a dialogar entre sí. Una buena orquestación, según la directora, se fundamenta en que “todo brille y encaje al 100%” y, como ejemplo, qué mejor que el Capricho español de N. Rimski Kórsakov. Silvia Sanz lo desmenuzó: una melodía principal para los trombones, otra secundaria para los violines, un primer ritmo español para viento madera, otro segundo para trompetas y timbal, y los instrumentos de percusión que dan el sabor de la danza española. Primero, escuchamos todo por separado y finalmente el resultado final.

La percusión también toca melodías

Después de la alegre sonoridad del Capricho español, fue el turno de la percusión, a la que ya en el siglo XX se le ha dado un papel más protagonista. Se interpretó entonces la popular Danza del sable de A. Kachaturián. La melodía suena en el xilófono a gran velocidad, lo que da gran espectacularidad a la pieza. De hecho, el sonido resulta tan llamativo y singular que hubo movimiento en el público para localizar a la percusionista en el fondo del escenario. La verdad es que la primera parte del concierto fue una ocasión, no solo para escuchar pasajes de obras fundamentales de la Historia de la Música, sino también para disfrutar, en distintos momentos, de preciosos solos instrumentales a cargo de los profesores de la Orquesta Metropolitana de Madrid, desde el arpa al contrabajo, la tuba o el fagot pasando por los instrumentos de cuerda

Cada instrumento tiene su atractivo

Fue una manera de acercarse a la personalidad de cada instrumento y a su evolución. Como explicó Silvia Sanz, en la época de Mozart, entusiasta del incipiente clarinete, nadie hubiera pensado que este instrumento pudiera tocar una melodía como la creada por G. Gershwin para su Rhapsody in blue. Dos obras muy diferentes pusieron fin a la primera parte: el vals de La bella durmiente de P. I. Chaikovski en el que los violines llevan la melodía y el tema principal de La pantera rosa, con los instrumentos de viento a cargo de la melodía .

La hora de Britten

Y llego la segunda parte del concierto con la interpretación de una obra completa, La guía de orquesta para jóvenes, del gran compositor británico Benjamin Britten (1913-1976). La obra nació con fines didácticos pues fue en su origen la música para un documental sobre los instrumentos de la orquesta que se estrenó en 1946. La composición resultó ser mucho más que una obra meramente ilustrativa sobre los instrumentos musicales. Britten demostró su gran destreza como orquestador y pronto comenzó a interpretarse en salas de conciertos como obra instrumental independiente.

Variaciones sobre un tema de Purcell

La guía de orquesta para jóvenes se subtitula Variaciones y fuga sobre un tema de Purcell. Y es que Britten admiraba a este gran compositor británico del siglo XVII y le dedicó varias obras. El conocido tema procede de la música incidental que Purcell compuso para una obra de teatro en 1695, el mismo año en el que murió. La obra se titulaba Abdelazar, de la escritora Aphra Behn (1640-1689). Como curiosidad, cabría decir que esta autora fue la primera escritora profesional de la literatura inglesa. A partir de este tema musical, Britten construye un excelente conjunto de variaciones. En primer lugar presenta el tema, un rondó, con todo el conjunto orquestal. A continuación, se suceden las variaciones por las que van pasando los instrumentos de cada familia en orden de más agudo a más grave. La obra concluye con una sensacional fuga en la que participa toda la orquesta.

Aprender, siempre aprender

Aprender a disfrutar aún más de la música es el objetivo de conciertos como los del Ciclo Batuta. Para ello se ha pensado en un formato que pueda ser compartido por público de diferentes edades. En este sentido, fue un acierto escoger a Britten, muy a favor de componer música con fines didácticos. Este gran músico pensaba que “aprender es como remar contra corriente: en cuanto se deja, se retrocede”.  Britten declaró en un discurso que, como artista, quería servir a la comunidad. “Me encanta -explicaba- componer obras para ocasiones especiales, música para niños o profanos, música para películas, o para el teatro o la radiodifusión británica, e intento siempre llenar estos estrechos tubos con mi mejor vino”.  Así lo hizo en la fantástica Guía de orquesta para jóvenes.

El público, parte de la orquesta

El concierto llegó a su fin, pero Silvia Sanz pensó que faltaba una familia de instrumentos. Se refería al público, que tuvo así la posibilidad de participar en una divertida obra musical, el Jonsui Jazz de Alejandro Vivas. La directora dividió a los espectadores por secciones: estornudos desde un lateral; aplausos y bravos desde el otro; un “bieeen” desde el primer anfiteatro; el grito de “¡otra, otra!” desde la parte posterior del patio de butacas, y apertura de caramelos en papeles de celofán en las primeras filas. Cada intervención tenía su propia estructura rítmica. Un pequeño ensayo por partes y el público estuvo listo para unirse a la Orquesta Metropolitana. Una divertida despedida que tuvo como remate la famosa marcha de la película El puente sobre el río Kwai. Esta vez el público dio palmas y silbó, y mucho, pero estaba en la partitura.  

Próxima cita

Habrá un segundo concierto del Ciclo Batuta. Será el sábado 24 de febrero a las 19:30 y lleva por título Música en la corte. Silvia Sanz Torre nos propone un viaje musical en el tiempo a través de la música que se ha escuchado en las cortes europeas a través de los siglos y que ahora se interpreta en las salas de conciertos. Un apasionante recorrido que se iniciará con las suites de danzas cortesanas con sus estilos y ritmos diferentes. Además, se interpretará la Música para los reales fuegos artificiales de G. F. Händel, un encargo del rey el Jorge II de Gran Bretaña para celebrar la firma del Tratado de Aquisgrán en 1749. Será una oportunidad para aprender a escuchar la obra y conocer todas las curiosidades y anécdotas de su estreno.

Centro de preferencias de privacidad

Propias

Se envían al equipo terminal del usuario desde un equipo o dominio gestionado por el propio editor y desde el que se presta el servicio solicitado por el usuario.

__utma, __utmz, _ga, _gat, _gid, __atuvc, accept_cookie, e1c228a2e153c9b2d9beb7c8d9a71e06

Analytics

Se envían al equipo terminal del usuario desde un equipo o dominio que no es gestionado por el editor, sino por otra entidad que trata los datos obtenidos través de las cookies.

datr, fr, sb, 1P_JAR, CONSENT, _ga, _gat, _gid